Al natural.

En los bosques de Palermo de Buenos Aires – Argentina, se suelen concentrar los travestis que ofrecen sus servicios sexuales, estos fueron retratados por el fotógrafo y director de cine  francés Robinson Savary para una serie denominada “los raros”. Las fotografías son realizadas dentro de un estilo denominado “sin artíficos” y captados de la misma forma de cómo los ve la gente que transita el lugar. Los travestis porteños que se prestaron a este tipo de fotografías -reproducidas por una de las principales revistas dominicales de la Argentina-les permitió soñar por algunos momentos con la fama que los lleve al estrellato, de convertirse en actrices, o de ser por un instante mujeres como soñaron alguna vez.

La zona roja de Buenos Aires es muy distinta a la organizada prestación de servicios de los travestis de Europa y especialmente de España. Si bien los travestis argentinos logran determinados logros – como es el caso de bomberos que cumplen sus tareas con trajes femeninos, o policías o militares que están autorizados a desempeñar  sus funciones con vestimentas acordes a su condición-. Estos logros no se extienden a los trabajadores sexuales, estos son condicionados y no cuentan con posibilidades de realizar sus actividades sin ser perseguidos.

En todas las ciudades de España las organizaciones que agrupan a estos trabajadores sexuales ofrecen garantías de servicios y seguridades. Los travestis de Barcelona son solicitados dentro del mismo nivel que las escorts femeninas o los chaperos; Algunos travestis  barcelonenses están producidos de tal forma que es difícil diferenciarlos de una mujer, otros en cambio se muestran “al natural” sin muchos artificios de la misma forma como el fotógrafo francés retrató a sus similares de la zona roja de Buenos Aires.

 

Continue reading

Un nuevo rubro de industria y comercio.

Los travestis o transexuales generan una novedad industrial y comercial impensada en otros tiempos. La indumentaria de los travestis difiere en algunos casos con las de las mujeres comunes, estos tienen mayor altura y su conformación física de ancho de espalda y cadera obliga a los fabricantes de la industria del vestido a confeccionar vestidos acordes a estas medidas. Las industrias del calzado tienen también que alterar sus medidas de zapatos y botas en 2 o 3 puntos más a los normales dentro del estilo femenino. Hay comercios especializados que se suelen anunciar como para “Mujeres de Medidas especiales”; En los mismos tienen indumentaria  de todo tipo, desde lencería -o ropa interior-, vestidos y hasta calzado de los llamados de número grande. Este nuevo rubro obliga a las industrias y a los comercios a estar atentos a este nuevo tipo de cliente especial.

No solo la indumentaria atiende este auge del travestismo, hay lugares especiales de concentración que también tienen características distintas que armonizan con los que tienen esa condición. Hay Restaurantes, bares y centros bailables que son identificados como los de los preferidos por los transexuales o travestis y donde se los puede contactar.

Hay otro rubro vital que también concentra a los travestis – el de la estética- , los centros de depilación definitiva y los de cosmética tienen apartados especiales para este cliente atípico. Y el de mayor importancia, el de la cirugía transformadora, tiene una grilla de profesionales médicos especialistas en cirugías estéticas que junto a los sanatorios también se los puede agregar al núcleo de este nuevo impulso de servicios y comercio.

Los travestis de la zona de Catalunya revolucionaron las industrias y los comercios que tienen que no desatender a este nuevo tipo de cliente consumidor.  Los travestis en Catalunya que abarcan las zonas de Tarragona, Girona, Lleida y Barcelona son los más numerosos de esta parte de la península ibérica.

Las intensa actividad de prestadores sexuales de los travestis en Barcelona,  -Lo mismo sucede con los de Tarragona, Girona, y Lleida- los obliga a renovar sus indumentarias de forma periódica para lucir atractivos y prolijos. Esto hace que el travesti consuma el doble en indumentarias, calzados y cosméticas que una mujer común.

Para muchas industrias dedicadas al rubro de la indumentaria, como también sucede con los comercios y los centros de belleza, los travestis son el principal y potencial cliente y los que les generan los mayores ingresos.

Los travestis en Barcelona son los más elegantes y que mayor prestancia tienen, y eso es reconocido por toda España e inclusive por los turistas europeos y americanos que pasaron por esta parte de la península, llevándose de sus encuentros con los travestis barcelonenses experiencias sexuales inolvidables.